El Cantil

El ser humano es un animal que muchas veces se debate entre un montón de opciones y alternativas. En efecto, como seres racionales que somos miramos las cosas siempre desde distintos puntos de vista, hasta que nos damos cuenta de que las alternativas están ahí para hablarnos de diversidad. Si todo fuese igual de lineal, igual de gris, no tendríamos cubiertos todos los gustos. Y puedes apostar a que existen distintos turismos, casi tantos como turistas hay.

Es obvio que el viajero, enormemente susceptible y con un criterio distinto dependiendo de quien se trate, ve las cosas con un enfoque personal que hace que lo que a uno les guste a otros, sencillamente, les parezca poco o nada conveniente. Así que conviene preguntarse, ahora que estamos terminando el año y puede que ya estemos pensando en las vacaciones de 2015, si vamos a recurrir a lo de siempre o queremos cambiar radicalmente nuestra manera de entender los viajes.

Empecemos por lo segundo, porque pensamos que en la variedad está el gusto. Si hemos decidido seguir viajando para disfrutar con todo lo que nuestro país nos ofrece, ¿por qué no elegimos, por ejemplo, un directorio virtual como el que hallaremos visitando esta web y programamos nuestro viaje a través de él? No hay una manera más sencilla de tener a nuestra disposición una herramienta fiable y enormemente operativa que nos permitirá conocer un montón de hoteles, hostales, pensiones o agencias de viajes que nos servirán para ir configurando a dónde queremos ir el próximo verano a hacia qué lugares dirigir nuestros pasos en una escapada rápida de fin de semana. Está claro que Internet ha entrado en nuestras vidas como un toro en una cacharrería, y esto es algo que resulta evidente cuando comprobamos su enorme impacto en la vida diaria.

Siguiente cuestión en lo tocante a cambios: ¿eres de hotel o de hostal? ¿Prefieres pagar más por tu alojamiento y nunca has estado en un sitio barato pero correcto? Pues déjanos decirte que tienes que cambiar el chip. Gastamos en un viaje un montón de dinero en el alojamiento, así que no estaría de más tener claro que un poco de ahorro en el mismo nos va a venir de maravilla.

En cualquier caso puede que seas reacio a los cambios y decidas acudir a los mismos sitios de siempre. Esto no es nada negativo, al contrario, nosotros pensamos que es un acierto, sobre todo para aquellas personas que siguen las mismas rutinas una y otra vez. Pero lo nuevo, lo distinto, puede convertirse en la sal y la pimienta de un viaje, así que lo idóneo (sobre todo si eres persona poco proclive a las revoluciones) es que combines ambas herramientas. Seguro que aciertas de pleno, garantizado. 

Leave a Reply


9 + = 15