El Cantil

¿Quién no ha soñado en este país con ganar la primitiva y hacer un gran viaje o simplemente dedicarse a disfrutar de la buena vida? Podemos decir que muy poca gente, y es que esta lotería es uno de los juegos de azar más antiguos y más populares de nuestro país. Pero ¿sabemos realmente en qué consiste este juego y cuál es el origen de este famoso sorteo?

Pues bien, la primitiva es un juego que está regulado por "Lotería y Apuestas del Estado" y su funcionamiento se basa en elegir 6 número diferentes que se encuentran entre el 1 y el 49, con la finalidad de elegir la combinación ganadora el día del sorteo, el cual está formado por 7 bolas, de las cuales 6 se extraen de un bombo con los número del 1 al 49 y el número restante se extrae de otro bombo con 10 números que van del 1 al 10. Este último número es conocido como el reintegro.

Existen 5 categorías de premios en función de los números que se acierten, y además, si se acierta solamente el reintegro se le devuelve al jugador la cantidad abonada al jugar, la cual suele ser de 1 euro.

Las posibilidades de acertar la combinación ganadora de 6 números más el reintegro son de una entre 139.838.160, pero las posibilidades de ganar aumentan si se aciertan el resto de categorías. Eso sí, en cado de que varias personas acierten en una misma categoría, hay que repartir la cantidad del premio equitativamente entre ellos.
En caso de que no haya ningún acertante, la cantidad recaudada irá directamente a las arcas del Estado y no será acumulable para el siguiente sorteo.

Historia de la primitiva

La primitiva se celebró pro primera vez durante el gobierno del rey Carlos III como propuesta del Marqués de Esquilache. ¿el objetivo? Meramente recaudatorio y conseguir que entrara más dinero en las arcas sin tener que crear un nuevo impuesto.
El primero sorteo se celebró el 10 de diciembre de 1763, y ya por entonces el sistema era muy parecido al actual. El sorteo tuvo un gran éxito de participación hasta que en 1862 el gobierno lo suprimió, y no fue hasta 1985 que se volvió a permitir su celebración. En aquel momento el sorteo se celebraba una vez a la semana, normalmente los jueves, y fue a partir de 1990 cuando se empezó a celebrar también los sábados. El precio de participación era de 25 pesetas (15 céntimos de euro), y según han pasado los años ha ido aumentando hasta llegar al euro por participación, que es el precio establecido en la actualidad.

Cómo saber si has sido premiado en la primitiva

Hasta hace pocos años, la única manera de saber si habías sido premiado en cualquiera de las categorías de premios sin tener que acudir a la administración correspondiente, era a través de la televisión, ya que todos los jueves y sábados se retransmitía el sorteo en directo. Sin embargo, hoy en día existen portales web en los que no sólo se pueden ver los resultados del sorteo y la cantidad premiada, sino que también se puede jugar online sin tener que acudir físicamente a la administración de loterías.

Leave a Reply


+ 3 = 11