El Cantil

esqui_vLos aficionados al esquí saben que la climatología manda en un deporte que se basa en el fío y la nieve para poder ser practicado de forma adecuada. Si bien muchas estaciones cuentan con cañones de nieve artificial y otro tipo de ayudas que les permiten obtener una calidad de nieve adecuada en determinadas condiciones, la actuación de estos elementos se torna insuficiente cuando llega la primavera y con ella la subida de temperaturas y el deshielo. No obstante el buen tiempo siempre es un reclamo para los que gustan de disfrutar de un día esquiando con sol y unas temperaturas no excesivamente bajas, por lo que los meses de marzo y abril son para muchos los ideales para acudir a sus estaciones de esquí preferidas.

No obstante cuando el calor llega demasiado pronto las estaciones se ven obligadas a cerrar sus puertas hasta el año siguiente, como ha ocurrido ya con algunas estaciones de esquí españolas. A pesar de ello existen determinadas zonas en las que es posible alargar la temporada, y a día de hoy podemos encontrar grandes ofertas para esquiar en andorra dada la gran calidad de las pistas y la climatología de este lugar anclado en los Pirineos que le permite mantener una buena nieve durante más tiempo.

Es posible incluso encontrar estaciones en las que se aprovecha la naturaleza durante todo el año. Por ejemplo, aún en primavera podemos encontrar un buen precio para un Hotel más forfait Vallnord ya que en esta estación aún podríamos esquiar hasta bien entrada la primavera, pero también es posible disfrutar de un forfait de temporada allí de junio a septiembre para practicar deportes relacionados con el ciclismo. Vallnord cuenta además de sus pistas de esquí con un bike park que permite realizar rutas de ciclismo de montaña disfrutando de la más impresionante naturaleza en las montañas pirenaicas. Además entre las actividades de verano, Vallnord cuenta con escuelas de hípica, mushing, alquiler de buggies para rutas, excursiones en 4x4 y actividades expresamente diseñadas para el disfrute de los más pequeños. Y es que no hay nada mejor para un niño que pasar unos días en la montaña, rodeado de naturaleza, pudiendo realizar un descenso en kart, o un remonte, una bajada en tirolina, un paseo en pony, aprender tiro con arco o recorrer una parte del parque en un trenecito. Sin duda un paquete de actividades incomparable para un verano de primera en un maravilloso entorno.

Leave a Reply


+ 7 = 8