El Cantil

Cuando hablamos de un descuento de pagarés, nos referimos al servicio que permite que una persona beneficiada pueda cobrarlo previo a la fecha de caducidad, asegurándose, en algunos casos, el cobro del mismo.

Este servicio, suele ser ofrecido por diversas entidades financieras, las cuales permiten que el beneficiario consiga liquidez de inmediato, de manera simple y sencilla.

Por otro lado, las entidades financieras, anticiparán el total del pagaré, a excepción de la comisión por prestación de servicio. Generalmente, cuando hablamos de empresas, son las pequeñas y medianas empresas las que incurren en el descuento de pagarés, ya que precisan de un capital y una liquidez económica para que su negocio continúe creciendo.

Descuento de pagarés; ventajas y desventajas

Un descuento de pagarés puede ser una gran opción para muchas empresas, ya que tiene muchas ventajas para realizarlo:

  • Flexibilidad: este servicio de descuento de pagarés permite descontar los documentos que se consideren innecesarios.
  • Rapidez: permite obtener una financiación instantánea, solucionando la liquidez casi de inmediato.
  • Mejoras los balances: reduciendo el saldo de clientes, aminorando los plazos de cobro.
  • Evitar impagos: muchas empresas financieras, suelen asumir el riesgo de que el emisor no page en la fecha acordada.

No obstante, también existen desventajas como:

  • Su coste: puesto que adelantar el cobro tiene un precio, que significa, que el adelantamiento del cobro impide que podamos cobrar el total del pagaré.

Requisitos para poder realizar el descuento

Para poder realizar el descuento de un pagaré, la entidad financiera nos solicitará el pagaré más la factura, para poder acordar legalmente, permitiendo elegir entre dos opciones:

  • Descuento sin recursos: el beneficiario hace el descuento con la financiera, sin asumir riesgo de impago, por lo cual, en caso de incumplimiento o retraso, la financiera es la encargada de cobrar.
  • Descuento con recursos: a diferencia del caso anterior, el beneficiario asume el riesgo de impago, por lo cual una vez llegada la fecha de vencimiento, es el beneficiario quien debe costear el pago del pagaré.

Como observamos, el descuento de pagarés, es un procedimiento muy simple y rápido, y suele ser muy económico en relación a un crédito. En estos últimos años, los pagarés han llegado a ser una forma de pago muy popular, beneficiado por la simplicidad y el descuento que se obtienen casi de manera inmediata. Además, cada día, son más las empresas que ofrecen un excelente servicio de estos descuentos.

Actualmente, existen varios tipos de pagaré, aunque para lograr descontarlos debemos conocer dos clases que determinarán su cobro:

  • Pagaré a la orden: si este es a la orden significa que puede transmitirse mediante el endoso de un tercero, lo cual indica que puede ser descontado sin problemas por cualquier financiera.
  • Pagaré no a la orden: en cambio, si no es a la orden, significa que el titular carece del endosamiento por parte de un tercero del descuento de pagarés, siendo el único propietario, aunque incluso en este caso, puede transmitirlo por intermedio de cesión ordinaria. Lo que significa que se transmite al emisor la cesión por vía notarial. Aunque este tiene la posibilidad de negarse, deja en claro que el importe de dicho pagaré será abonado por un tercero.

Leave a Reply


3 + = 7