El Cantil

5-trucos-para-no-marearte-en-autobus

Por su tamaño y propias características, el autobús es un medio de transporte en el que somos más susceptibles de sufrir mareos. El hecho de compartir espacio con más viajeros y no controlar nosotros mismos la velocidad o aceleración del vehículo hacen que resulte relativamente sencillo sucumbir a este problema. Hoy te vamos a plantear 5 sencillos trucos para no marearte en el autobús.

Conoce al enemigo

En efecto, lo primero que debes saber para no marearte en el autobús es, precisamente, saber a lo que te enfrentas. En este sentido, la sensación de malestar que muchas personas experimentan al montarse en un vehículo como el autobús recibe el nombre de cinetosis. El mareo por movimiento se produce cuando la marcha de un vehículo afecta a los órganos del cuerpo humano que, en mayor o menor medida, gestionan el equilibrio.

En este sentido, el oído interno experimenta como una sensación contradictoria el hecho de que, aunque nuestro cuerpo se encuentre fijo y detenido en el asiento, se esté produciendo un movimiento en el exterior.

Identifica los síntomas

Los síntomas de la cinetosis o el mareo por movimiento son muy característicos. Van desde las náuseas y ganas incontrolables de vomitar a los sudores fríos, las palpitaciones, las dificultades para respirar, migrañas o aturdimiento. Las personas que experimentan cinetosis también pueden ver cómo les invade una sensación de somnolencia profunda.

Siéntate en el sentido de la marcha

Una de las ventajas de viajar en autobús radica en el hecho de que, por el tamaño de los vehículos, el pasajero puede elegir mejor dónde va a sentarse. En general, es necesario que nos sentemos en el mismo sentido de la marcha y, en la medida de lo posible, junto a la ventana.

De este modo, el oído interno no se verá más confundido de la cuenta.

Aléjate de ciertas zonas

En este sentido, la parte de delante de un autobús es el mejor lugar en el que acomodarnos, ya que es la zona del vehículo en el que la percepción de las curvas y las vibraciones de la marcha se hacen más suaves. En este sentido, tenemos que evitar las zonas sobre las ruedas y cercanas al motor del autobús.

Tu postura ayuda

Siempre que puedas, adopta una postura en el asiento ligeramente parecida a la fetal, es decir, recostado sobre un lado y con las piernas ligeramente flexionadas. Apoya la cabeza sobre una superficie cómoda (procura llevar siempre una almohada de viaje) e intenta dormir. Intenta no leer mientras viajas si eres una persona propensa al mareo. Las empresas del sector del transporte en autocar, caso de Iberocoach, recomiendan que los pasajeros no renuncien a abrocharse el cinturón de seguridad para sentarse en el vehículo.

Otro truco para no marearte en autobús es el obvio de comprar medicamentos y productos anticinéticos, muy eficaces para prevenir el mareo en autobús. En el mercado pueden encontrarse en la actualidad diferentes opciones.

 

Leave a Reply


+ 8 = 11