El Cantil

La mayoría de nosotros soñamos con las próximas vacaciones. Nos encanta elevarnos un momento por encima de la realidad para dejar volar la imaginación y planear con qué bañador nos iríamos a qué playa, o nos encanta degustar la sensación de libertad que sería recorrer jungla o selva en Madagascar por ejemplo, avistando decenas de tipos diferentes de camaleones. Pero hay que elegir: playa o montaña, aventura o relax, placer para los sentidos o placer para el alma… Por eso es una idea tan atractiva planear un crucero a Islas Griegas, porque nos permite tenerlo todo a la vez sin tener que renunciar a nada. Aquí van las 5 principales razones por las que deberías empacar tu equipaje para llevarlo a Islas Griegas.

crucero a islas griegas

1. Las islas Griegas son un remanso de paz

A diferencia de otros lugares donde el turismo se apodera de todo y lo único que ves son paseos marítimos inundados de gente que va y viene, en Islas Griegas vas a poder disfrutar de playas de verdad. No son playas vírgenes, pero casi. Las Islas Griegas son un conjunto de nada más y nada menos que 5000 islas e islotes, de modo que vas a dar con deliciosas islas pequeñas que tienen mucho que ver con un pequeño paraíso terrenal donde la calma es la tónica. Respira, relájate, báñate, habla, disfruta… pero siempre a un ritmo lento.

2. Variedad de paisajes por descubrir

Hay islas hechas para el montañero e islas hechas para el paseante. Las Islas Griegas son diferentes, cada una de las 5000. Cada una es ‘de su padre y de su madre’, como se suele decir, y mientras que en unas vas a poder adentrarte en terrenos casi inexplorados (emocionándote con la belleza de lo indómito) en otras vas a poder perderte en paseos sin fin por llanos y dorados arenales donde el horizonte va a ser la meta. Disfruta de los paseos en pareja, en familia o solo/a… las Islas Griegas son para disfrutarlas. Sin duda la variedad de flora y fauna te va a sorprender.

3. La diversión y la comodidad de llegar en crucero a Islas Griegas

No te preocupes por nada. En un crucero no vas a tener que hacer nada más que disfrutar de la travesía, divertirte y extasiarte con esas hermosas vistas de las Islas Griegas que sólo un crucero te puede ofrecer. Un crucero es sinónimo de relax (una tumbona en la cubierta es un sueño hecho realidad) pero también hay diversión, y mucha, si lo deseas. Las fiestas y al animación a bordo de un crucero son un clásico y no debes perdértelos si quieres vivir la experiencia completa. De paso estas actividades te servirán para congeniar con el resto de cruceristas y, quién sabe, puede surgir algo interesante.

4. Cultura y mitología

Para esas personas que adoran el turismo cultural, un crucero a Islas Griegas es una oportunidad de oro para acercarse a un rincón con un mundo de historia y de mitos y de arquitectura que uno no debe perderse. Islas como Samos son el lugar de nacimiento de algunos de los dioses del Olimpo, cuentan las viejas leyendas, y como ésa hay decenas de anécdotas más que vibran en el ambiente y que merecen un viaje a Islas Griegas.

5. Gastronomía y fiesta

Las Islas Griegas distan mucho de ser Ibiza, por suerte, pero también tienen mucho que ofrecer. A su ritmo y a su estilo, islas griegas como Santorini o Mykonos laten al sonido de la fiesta cuando los locales y los recién arribados buscan algo de diversión y de emoción nocturna. A la vez la gastronomía es un gran atractivo y en Islas Griegas vas a poder dejarte seducir por recetas clásicas y también por combinaciones arriesgadas. Tu paladar va a disfrutar de lo lindo con una escapada en crucero a Islas Griegas.

Éstas son sólo algunas de las razones por las que deberías dejarte caer por Islas Griegas, en crucero o a borrico (son un gran atractivo de la isla de Santorini), porque no te vas a arrepentir de arribarte al Mar Egeo en tus próximas vacaciones. Lo vas a tener todo. Lo vas a disfrutar todo.

Leave a Reply


3 + 4 =